martes, 8 de noviembre de 2011

Gigantesco asteroide rozará la Tierra este 8 de noviembre

Una enorme roca espacial de proporciones inusitadas —casi del tamaño de un portaaviones— pasará este 8 de noviembre a poca distancia de la Tierra, más cerca incluso que la Luna; la NASA descarta colisión.

Este martes 8 de noviembre un gigantesco asteroide rozará la Tierra, pasando a poco más de 300,000 km de distancia de nuestro planeta. La enorme roca espacial, denominada 2005 YU55, se puede comparar en tamaño a un portaaviones y hace 35 años que un objeto de semejante magnitud no pasaba tan cerca de la Tierra (más cerca incluso que la Luna).


La NASA ha descartado que exista riesgo de colisión e incluso se dice que el asteroide no será visible a simple vista. Con todo, otros especialistas aseguran que de existir un impacto, este generaría un terremoto de 7 grados en la escala de Richter o, si cayera en el océano, un tsunami que se extendería hasta en 100 km a la redonda, asimismo, se calcula que la explosión sería de 400,000 megatones (más o menos 200,000 veces la potencia de la bomba atómica lanzada sobre Nagasaki en 1945).

En cualquier caso, la oportunidad es inmejorable para observar y estudiar objetos de este tipo, que solo muy de vez en cuando se acercan tanto a la Tierra (bastará un telescopio amateur para avistarlo). De este mismo 2005 YU55, por ejemplo, aunque su órbita gira en torno al Sol, se calcula que tenía 200 años de no aproximarse a nuestro planeta. De igual modo el siguiente asteroide que se acercará casi a la misma distancia que este llegará solo hasta 2028.

Por lo pronto, además de buscar la ocasión de mirarlo, solo resta esperar qué noticias trae consigo este viajero sideral.


(Una imagen de radar del 2005 YU55 capturada por el Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico, el año pasado)

viernes, 15 de abril de 2011

Por mejores cielos...

15 de abril, 2011

La Luna forma un cuña alta y delgada con el planeta Saturno y la estrella Espica esta noche. Están en el cielo oriental al caer la noche. Saturno se ve como una estrella dorada brillante hacia la izquierda inferior de la Luna, con Espica directamente debajo de Saturno.


16 de abril, 2011

El planeta Saturno resplandece como una brillante estrella dorada a la izquierda superior de la Luna esta noche. Están bajos en el cielo al caer la noche, formando un bello triángulo con la estrella Espica, la cual está a la izquierda inferior de la Luna.


17 de abril, 2011

Espica, al estrella más brillante de Virgo, asciende arriba de la Luna llena esta noche y sigue a la Luna a través del cielo. Lo que vemos como Espica son en realidad dos estrellas masivas que están separadas por una distancia de aproximadamente 10 millones de millas – una fracción de la distancia de la Tierra al Sol.


18 de abril, 2011

La Luna se alinea con las "tenazas" del escorpión esta noche. Conforme ascienden tarde por la noche, la estrella Zubenelgenubi, "la tenaza sureña", está justo a la izquierda de la Luna, con Zubeneschamali, "la tenaza norteña", también a su izquierda pero más alejada de ella. Hoy son parte de la constelación de Lira.


19 de abril, 2011

La Luna toca la cabeza del escorpión esta noche. Conforme la Luna asciende hoy tarde por la noche, las estrellas que delinean la cabeza del escorpión están a su izquierda inferior. La estrella más brillante del escorpión, la anaranjada Antares, está bastante por debajo de ellas.


20 de abril, 2011

Una supergigante guía a la Luna a través del cielo mañana temprano: Antares, la brillante estrella anaranjada hacia la derecha o derecha inferior de la Luna. Es una de las estrellas más grandes en la galaxia, con un diámetro igual a seis veces la distancia de la Tierra al Sol.


21 de abril, 2011

La lluvia de meteoros Líridas está en su mejor momento esta noche. Desafortunadamente, la brillante gibosa Luna, la cual asciende después de la medianoche, llena al cielo con luz, opacando a la mayoría de los meteoros. Sin embargo, si usted se puede escapar de las luces de la ciudad, algunos serán visibles.


fuente: http://www.radiouniverso.org

viernes, 11 de marzo de 2011

Avisos semanales para mirar las estrellas

El cielo está lleno de maravillas cada noche de la semana. Emplea nuestra guía de vista de la semana siguiente para planear sus paseos en el patio.


11 de marzo, 2011

Aldebarán, la estrella que representa el "ojo" de Tauro, el toro, está la izquierda inferior de la Luna esta noche. La estrella brilla con un color anaranjado, indicando que su superficie es miles de grados más fría que la superficie del Sol.


12 de marzo, 2011

Cáncer, el cangrejo, está alto en el este al caer la noche y pasa alto por encima de la cabeza más tarde. A pesar de ser parte del zodiaco, sus estrellas son débiles. La más brillante, Beta Cancri, es tan débil que usted no podrá verla desde un suburbio, y mucho menos en una ciudad.


13 de marzo, 2011

Virgo, la constelación mejor identificada con la primavera, está entrando a la mejor vista. La mayoría de sus estrellas son relativamente débiles. Pero la estrella más brillante de Virgo, la azul-blanca Espica, es fácil de encontrar. Asciende en el este a mediados de la noche.


14 de marzo, 2011

El planeta más grande y el planeta más pequeño en el sistema solar pasan uno cerca del otro esta semana. Júpiter es el más grande y más brillante de los dos. Mercurio, el planeta más pequeño, asciende hacia Júpiter, lo pasa mañana por la noche, y se aleja de él más tarde.


15 de marzo, 2011

El pequeño planeta Mercurio está realizando su mejor aparición del año en cielo nocturno este mes. Está en el oeste a la puesta del Sol y se ve como una estrella bastante brillante. Hoy está cerca y la derecha de Júpiter, el cual es mucho más brillante.


16 de marzo, 2011

Busque al planeta Mercurio bastante bajo en el oeste poco después de la puesta del Sol. Se ve como una estrella bastante brillante. Está hacia la derecha superior de Júpiter, el cual es mucho más brillante, así que es fácil de encontrar dentro del crepúsculo desvaneciente.


17 de marzo, 2011

Régulo, la estrella más brillante de Leo, el león, se encuentra hacia la izquierda inferior de la Luna al caer la noche. Un patrón curvo de estrellas que se ve como un signo de interrogación se extiende hacia la izquierda superior de Régulo.


fuente: www.radiouniverso.org

martes, 1 de marzo de 2011

El mensajero de las estrellas

Ayer fue un día nublado, y mi afán por salir a ver Orión se frustró a medias, y digo a medias porque antes, por la tarde, asistí a la librería del CCJS, y hallé un libro que hace meses había solicitado y nunca llegaba: La mirada de Galileo. Y como les decía, la tarde se fue nublando y me dispuse a leer a Susana Birò, a quien alguna vez le escribí para colocar un enlace de su sitio en mi blog, a lo cual me contestó muy amable y con mejor ánimo por este rollo de la observación del cielo.

Sin saberlo, me encontré con una aventura en el tiempo, viajando hasta 2000 años atrás, para saber el pensamiento de Aristòteles y su orden del universo, y luego el pensamiento Tolomèico, pasando luego por Giordano Bruno, Copèrnico, hasta llegar a Galileo, quien afanoso pule sus lentes para desatar una revolución en la observación del espacio conocido.

Susana nos propone despojarnos de todo conocimiento actual, de todo lo "moderno" (computadoras, internet, iPod, entre otras cosas) y dar un salto atrás hasta el año de 1609, para entender la maravilla que estaba por suceder con el uso del Telescopio. Y sí, me fui hasta ese año y crèanme que el viaje fue estupendo, tanto, que dejé de lamentar lo nublado de esa tarde noche. Acá la pieza con ficha y todo.


La astronomía, tal como la conocemos hoy, tiene dos ingredientes principales: El empleo de telescopios para observar el "cielo de noche" y el uso de las matemáticas y la física para interpretar la información obtenida. Esto no siempre fue así: llegamos a ello después de un período de cambio, el Renacimiento, en el que muchos cuestionaron las formas acostumbradas de pensar y de calcular el universo. En este libro observaremos junto con Galileo Galilei el papel que desempeñó en esta transformación.; lo seguiremos de cerca durante cinco años a partir de 1609 y veremos las maravillas que descubrió al mirar por el telescopio. Gracias a los apuntes, dibujos, cartas y libros que se conservan, reviviremos sus métodos de observación, razonamiento y discusión. Así, a través de la mirada de Galileo asistiremos a esa época de grandes cambios.

  • Birò, Susana, La mirada de Galileo, México: FCE, SEP, CONACyT, 2009, 133p. : ilus. ; 21 x 14 cm, Colección Ciencia para Todos; 221.

Texto para nivel medio superior
ISBN 978-607-16-007-8

Susana Birò estudió la licenciatura en física en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el doctorado en astronomía en la Universidad de Manchester en el Reino Unido. Desde 1996 trabaja como divulgadora de la ciencia en la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM. Es autora de los libros Para calcular el universo, caja de herramientas para hacer astronomía y Al otro lado del telescopio: los descubrimientos de Galileo. En internet mantiene el blog www.queridogalileo.blogspot.com

lunes, 28 de febrero de 2011

Más noches de estrellas

Luego de sentidos comentarios y consejos de compañeros y amigos, hablaré "desde la construcción" de la pasada noche de estrellas. Aclaro que el Detective Cósmico (muy entretenido en la construcción de su blog) no pudo asistir a dicho acontecimiento, y fui enviado por él en su representación.

En mi recién estrenada misión reporteril, asistí el día sábado por dos razones: 1.- Mi interés por conocer a más personas que gustan de este "deporte", intercambiar datos y programar futuras observaciones y, 2.- Llevar a Iñaki para que viera a más personas usar un telescopio, y disfrutara también del espacio. Hallé a don Mario, quien amablemente me dio sus datos en una hoja con las constelaciones para el mes de marzo, y charlamos sobre nuestros respectivos equipos, y acordamos visitarnos o hablarnos para compartir otra ocasión igual a la de esa noche.

Luego me acerqué a otras personas que me recibieron con menos entusiasmo, al pedirles un contacto, argumentaron no tener un bolígrafo y entonces repartí tarjetas que el Detective Cósmico me entrego antes de dejarme en el Parque Morelos. No sé quien dijo "ya se empieza a ver..." y las filas se armaron de volada y prácticamente nos pusimos a despachar a la clientela. Hallé a Don Mario antes de las nueve fumando lejos de su telescopio. Un señor lo manipulaba y mostraba a otros. Quedamos de hablarnos por los acontecimientos por venir, los cuales les cuento a continuación, usando los datos que proporciona radiouniverso en internet.

1o. de marzo, 2011
La Vía Láctea se arquea entre Géminis y Orión esta noche. Para encontrar a Orión, busque una línea de tres estrellas brillantes que marcan el Cinturón de Orión alta en el sur temprano por la noche. Para encontrar a Géminis, busque a un par de estrellas aun más brillantes altas en el este.

Constelación de Orión

Les digo que esta constelación sencilla de localizar, y en una noche despejada les puede ofrecer no solo la constelación, sino la nebulosa que se encuentra cerca del "cinturón de Orión". Si no cuenta con un telescopio, bien puede apoyarse de unos binoculares. Hay que acercarse información referente a Orión, que puede hallar fácilmente en la Biblioteca de su localidad, o buscarlo en Internet. Se podrá apreciar desde las seis de la tarde por el noroeste.

Lo mismo sucede con Géminis, otra de las constelaciones, que se localiza muy cerca de Orión. ¿Se ven más constelaciones en el cielo? Sí, el planisferio celeste es enorme, pero la recomendación es localizar las descritas arriba por varias razones, entre las que destaca la de familiarizarse con la posición de las estrellas.

Constelación de Géminis
La noche del sábado surgieron varias preguntas de los asistentes acerca de las estrellas. La primera fue la reflexión del porqué si se veía en el telescopio, no se "agrandaba" la imagen. Entramos en el terreno de las distancias. Comenté que estaban a varios "años luz" de distancia. Y la pregunta se hizo obligada ¿Cuánto mide un "año luz"? Me sé la cifra porque a fuerza de leerla la he memorizado, y contesté 10 billones de kilómetros. Si hubiera dicho trillones o cuatrillones hubiera visto la misma cara del señor que preguntaba, ¿Y cuánto es eso? Y la verdad no hallé una analogía, solo alcancé a decir ¡Újule! ¡Es un chingo! Sí, esa respuesta jamás la hubiera dado el Detective Cósmico, pero ahora que lo reflexiono no hallo una proporción para compararlo. Lo que si podría decir es que para medir las distancias entre planetas se habla de Unidades Astronómicas (UA), pero si nos referimos a estrellas entonces hablamos de Años Luz. ¿Y cómo se mide la Unidad Astronómica? Pues se ha establecido una manera de calcularla, y es usando la distancia que hay de la Tierra al Sol, que es la nada despreciable cantidad de 150 millones de kilómetros (1 UA).

Afortunadamente existen programas que a través de complejos algoritmos han logrado "acercar" este conocimiento a la humanidad, y es el caso del programa Stellarium. De ese software hallarán información precisa en el Blog del Detective Cósmico.

Otra persona se acercó para que le dijera cómo se llamaba la estrella que estaba apareciendo por las mañanas cerca de la Luna. Don Mario aclaró que esa no era una estrella, sino un planeta, y se llama Venus. Entonces esta persona reflexionó que si de plano ninguna estrella estaba cerca, entonces para que las veíamos, y agregó que no "aguantaba " que sólo de noche se asomaran. Una persona aclaró que las estrellas estaban ahí siempre, pero que por la luz y la atmósfera de la Tierra, era muy complicado observarlas. Por último, preguntó si había alguna estrella que se pudiera ver de día, y yo contesté que sí. ¿Y cuál es? El Sol, contesté. Me miró con cara de no se burle usted, pero apuré a aclarar que sí era verdad lo que le decía. No, ese es el Sol, una estrella es distinta. Don Mario apuntó su Newtoniano a Sirius, y le dijo al curioso, mire allá, esa estrella es Sirius. Es diez veces más grande que el Sol, y bueno, que en términos llanos también era un "sol", pero muy lejano.

Planeta Venus

Agradeció la información y se marchó. Me hubiera gustado tener a la mano la información que ahora les comparto, que a su vez comparte radiouniverso, que corresponde a la primera semana de marzo:

1o. de marzo, 2011
La Vía Láctea se arquea entre Géminis y Orión esta noche. Para encontrar a Orión, busque una línea de tres estrellas brillantes que marcan el Cinturón de Orión alta en el sur temprano por la noche. Para encontrar a Géminis, busque a un par de estrellas aun más brillantes altas en el este.

2 de marzo, 2011
Si usted se puede alejar de las luces de la ciudad durante las próximas noches, mire alto por encima de la cabeza para buscar al Gegenschein, un parche de luz redondo, nebuloso y débil. Es creado por la luz solar reflejada por granos de polvo esparcidos entre los planetas de nuestro sistema solar.

3 de marzo, 2011
La Colmena, un cúmulo estelar en la constelación de Cáncer, aparece casi directamente por encima de la cabeza tarde por la noche. El cúmulo está como a 500 años luz de la Tierra. A simple vista se ve como un parche borroso de luz, pero unos binoculares revelarán docenas de estrellas.

4 de marzo, 2011
Hoy habrá Luna nueva a las 2:46 p.m., Hora Oficial Central (CST), mientras cruza la línea entre la Tierra y el Sol. Se pierde dentro del resplandor del Sol, pero regresará como una creciente delgada en el oeste poco después de la puesta del Sol el domingo.

5 de marzo, 2011
Desde lugares oscuros para observar el firmamento, una pirámide débil brilla débilmente en el oeste después de caer la noche durante las próximas noches. Su débil brillo es la luz zodiacal, la cual es luz solar reflejada por diminutos granos de polvo esparcidos en el interior del sistema solar.

6 de marzo, 2011
Júpiter, el planeta más grande en el sistema solar, se encuentra hacia la izquierda o izquierda inferior de la Luna creciente hoy temprano por la noche. Se ve como una resplandeciente estrella de color crema.

Atendiendo a la recomendación del maestro Emilio sobre hacer observaciones periódicas y abiertas al público, estoy valorándolo. Debo hablar con el Detective Cósmico y con Don Mario, quien seguro aceptará. En el Parque Morelos lo veo complicado, porque para lograr tomas aceptables debieron apagar el alumbrado de una parte del parque, cuestión que dudo logremos por el momento unos simples mortales. No sé si la Sociedad Astronómica municipal haga el milagro, pero por si acaso, bien podríamos empezar en el Parque Central de esta ciudad, que para variar se encuentra en penumbras. Tal vez frente a la Presidencia Municipal alguien de la Sociedad de Astrónomos del municipio salgan a vernos... aunque sea por morbo.


Habría que comenzar con las observaciones a la Luna, considero se podría abrir también la posibilidad de tomar fotos. Porque la gente el pasado sábado se quería llevar algo más que los planisferios celestes obsequiados por los organizadores. El horario sería de seis a nueve, mínimo. Los días aún no los analizo. Insisto, mucho dependerá de los compromisos del Detective Cósmico y del clima. La experiencia pinta para ser más que exitosa. Un buen amigo me aclaraba que para esa actividad debía pedir permiso a Jardines y Parques del municipio tuxtleco. Ya averiguaré. No vaya siendo...


La primera semana de marzo pinta bien para salir a ver un rato el cielo. Seguro estará presente el Detective Cósmico que ignora de muchos temas, pero cuenta con un telescopio, binoculares, cámara y ánimo. Ahora sólo se necesita de personas que quieran ver un rato el cielo y enterarse del cielo que existe arriba de nuestras cabezas.

*Información e imágenes de Wikipedia y radiouniverso.

sábado, 26 de febrero de 2011

La Noche de Estrellas

El día 26 de febrero fue la fecha elegida para llevar a cabo en más de treinta ciudades de la república mexicana, la Noche de Estrellas 2011... no no no... nada de la Academia ni paparruchas de esas. Este es un proyecto que involucra a las siguientes instituciones: CONACYT, UNAM, LA EMBAJADA DE FRANCIA EN MÉXICO, LA ALIANZA FRANCESA, IPN, INADE, GRUPO PERSEO, ACADEMIA MEXICANA DE CIENCIAS, GOBIERNO DEL DF, ICyTDF, ASOCIACIÓN MEXICANA DE PLANETARIOS, COORDINACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA, CELESTRON Y LA AGRUPACIÓN MEXICANA DE DISTRIBUIDORES DE TELESCOPIOS Y BINOCULARES. De sesgo el H. Ayuntamiento Municipal de Tuxtla Gutiérrez, y una sociedad de astronomía que me chismearon que hasta cabildeada está, pero que brilló por su ausencia... y no lleva otro afán mi comenrario, que el de querer en ese día tan especial (mejor dicho... noche) poder afiliarme, que fue el mismo caso del señor Mario Vargas, un tipazo con un telescopio Newtoniano de lujo. Pusimos los dos cara de "juat" por varios motivos:

1.- La existencia de dicha asociación municipal, que los conocen sólo en... en... iba a decir municipio, pero ya antes había llamado por teléfono, y nunca me pudieron dar razón de nadie... mucho menos de una dirección o teléfono o correo electrónico.

2.- La presencia del señor Valls, quien andaba tirando rostro y sin nadie que lo fumara (bueno, sus jalagente andaban de acá para allá, tratando de decirnos con los ojos "es el señor rector"... y eso si que me jodé, porque soy "unachense" y aún no concibo su presencia ahí. El asunto es que el ilustre rector no quiso subir al estrado "porque no había gente" suficiente (quorum dicen los cultos) para que diera unos gorgoritos... ¿Y nosotros que éramo pue? Bueno, sin comentarios. Lo que dijimos era... Júpiter se ocultará por el poniente esté o no este wey, Saturno saldrá por el occidente y Orión nos mostrará lo mejor de su cinturón y, con buena suerte, la nebulosa tan chingona que posee. ¡Juelachingá!

3.-Se supone que los "mortales" poseedores de un telescopio lo llevaríamos para compartir con otros observadores espacio y asombros... pero terminamos atendiendo lo que se supone debió atender el municipio con los suficientes telescopios de acuerdo a los patrocinios exhibidos. Pero no. Tuvimos que ceder nuestros aparatos (sin albur) para el goce y disfrute del cielo. Eso pensé yo, pero no, recibí a cambio comentarios que no imaginé recibir cuando trataba de meter el armastrote en el taxi: "Se ve muy chiquito..." "Ta muy jodido la imagen..." "No veo nada nada... puro negro" "Vuélvalo a poner para que veamos, sino para que venimos" "Nos vamos a quejar con el municipio..." "¿Ya se va? Yo estoy haciendo cola desde hace rato... mi hijito venía ilusionado..." Y ahí tienen al detective cósmico mordiéndose una estrella doble... de seis a nueve... me tronaban las rodillas al final y, a pesar de los comentarios sobre lo visto, pude sortear preguntas referentes al cielo de esa noche.Ya le pasaré mi factura al municipio si contraigo conjuntivitis, jajajajaja. Ya en serio... me emocionó mucho ver a gente que antes de esa noche ni conocía, asomarse a mi telescopio.

A continuación las fotos del asunto... saludos a todos los que compartieron sus instrumentos... porque coincidimos en algo, a pesar del municipio salió el asunto, aunque no era el plan original. ¿Cuánto vi de constelaciones? Nada. Me la pasé "acomodando" al gusto de los espontáneos el "Galiléico".

Acá las fotos: